Menú Cerrar

Tarjeta prepago Banco Santander

Banco Santander también cuenta con su propia tarjeta prepago, llamada tarjeta virutal e-cash, y es una muy buena opción para tener un mayor control en tus gastos.

Vamos a ver todo lo que necesitas saber de esta tarjeta, y si eres cliente del banco Santander por qué puede interesarte. La tarjeta es Mastercard y es totalmente gratuita el primer año, y si cumples las condiciones puede ser gratuito su mantenimiento.

Cómo solicitar la tarjeta prepago Santander

Si quieres poder conseguir la tarjeta prepago, es muy simple. Hay cuatro posibilidades para ello, y primero vas a tener que ser cliente del Banco Santander para conseguirla:

  • Banca online en tu página web
  • A través de su app
  • Por vía telefónica a los servicios telefónicos que tiene disponible
  •  En cualquier tipo de oficina del banco

Para solicitarla, es muy simple. Solamente usa la forma que te sea más cómoda, y ya podrás tenerla. En caso de la app o la página web, tienes que buscar la opción e solicitar tarjeta, y seleccionar la tarjeta Virutal e-cash. Como no es una tarjeta de crédito, no vas a tener que presentar ninguna documentación, que el banco no tenga, porque ya eres cliente. Vas a poder recibirla de forma muy rápida.

Activar la tarjeta prepago Santander

La activación de la tarjeta, la puedes realizar como en los casos anteriores, mediante su propia app, página web, oficinas o por vía telefónica. En caso de hacerlo Online, vas a tener que buscar la tarjeta prepago una vez estés en tu cuenta.

Allí, vas a poder encontrar diferentes opciones, y una de ellas es activar la tarjeta. Con esto, ya estarás listo para poder empezar a usarla, y comprar online. Recuerda que, si quieres, puedes cambiar el PIN de la tarjeta, para una mayor comodidad.

Ventajas de la tarjeta prepago Santander

La tarjeta virtual e-cash, como bien indica su nombre, es totalmente virtual, y no vas a tenerla de forma física. Esto limita algunos aspectos de las tarjetas prepago, que en ocasiones sirve para dársela a otros miembros de la familia u otras personas, y poder controlar lo que gastan, y tener un importe máximo a gastar.

Aunque no cuenta con estas opciones, es muy útil para comprar Online sin ningún miedo. Ya que la tarjeta no va vinculada a ninguna cuenta bancaria, y si no se recarga su saldo, no va a tener efectivo que usar. Por esto, es que muchas personas optan por este tipo de tarjetas para comprar Online, para evitar sorpresas en cargos que no esperaban, ya que la tarjeta solo va a poder usarse el Saldo disponible en ella.

A parte, como está especialmente pensada para comprar Online, tiene doble seguridad, donde vas a tener que introducir un código que recibirás en tu móvil para poder hacer una compra. Esto impide que otras personas roben tu tarjeta y puedan usarla, al estar vinculada a tu tarjeta.

Un aspecto muy útil y por el que se usan mucho este tipo de tarjetas, es para las suscripciones con prueba gratuita. En estas normalmente tienes que introducir tu tarjeta para poder disfrutar de la prueba gratuita, y una vez termine, van a cobrarte la suscripción mensual o anual. Si usas una tarjeta sin saldo, te aseguras que una vez finalice la prueba, no te puedan cobrar la suscripción, aunque entonces no vas a poder usar la suscripción de pago.

Otra gran ventaja es que va asociada a un seguro de accidentes de hasta 120.000€ sin coste adicional. Para que la tarjeta sea totalmente gratuita, vas a tener que realizar 3 compras online anuales, en caso contrario el coste es de 9€ de mantenimento.

Para recargar la tarjeta, puedes hacerlo mediante las mismas formas que solicitarla. Esto permite tener saldo de forma muy cómoda. Para recargar el saldo, el importe mínimo es 6 euros, y el máximo 1.650 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *